Skip to content

¿Cómo se distribuyen los libros en la Biblioteca Nacional de España (BNE)?

Descubre cómo se distribuyen los libros en la BNE, cómo funciona su excelso catálogo y cómo guarda obras de especial importancia.

La Biblioteca Nacional de España (BNE) es el lugar donde se almacenan todos los libros, revistas, manuscritos, etc., publicados en España. Contando con casi todo lo que se ha publicado durante el siglo XX hacia adelante. Además, cuenta también con un amplio catálogo de manuscritos de épocas pasadas.

Fachada de la Biblioteca Nacional de España

La cantidad de libros que almacena la BNE es colosal. Dispone de un total de 34 millones de documentos. Actualmente, se están digitalizando para su preservación. Gracias a esto, podemos consultar material que antes era casi imposible debido a su delicado estado.

Su misión de salvar todas las obras que complementan el patrimonio cultural ha llegado incluso al territorio cibernético. Revistas, publicaciones on-line abiertas y otros documentos son recolectados y recopilados para su protección, evitando su desaparición. Es una tarea difícil y costosa, pero, sin duda, merece la pena. El siguiente paso es almacenar todo el contenido científico que se publica en internet. Ya existe un proyecto para llevarlo a cabo. Se espera la colaboración de editores y autores que sepan ver el beneficio de esto.

El depósito de Alcalá de Henares

Depósito de Alcalá de Henares de la Biblioteca Nacional de España

A día de hoy, es donde se almacena la mayor cantidad de libros de la BNE. Sus salas disponen de una temperatura ideal (20 grados, con una humedad que no ha de sobrepasar el 45%). Cuenta con seis plantas donde se ordenan, no alfabéticamente como cabría suponer, sino por su tamaño, peso y dificultad de manipulación. También hay muebles planeros que contienen mapas o láminas de atlas que en el pasado se desencuadernaron.

Las denominaciones Vitrina y Reserva

El fondo manuscrito esta ordenado por número currens. Existe un particular conjunto que merece un lugar especial y mayores medidas de seguridad. Son aquellos cuya denominación, Vitrina y Reserva, indica su colocación en vitrinas de cristal, un lugar privilegiado para unas obras especiales. Cerca de 400 manuscritos y códices comprenden esta colección de acceso muy restringido.

Vitrina o VITR

Esta categorización está reservada para aquellos manuscritos de especial relevancia histórica y artística. Aquí reciben una especial atención debido a su delicado estado e importancia.

En esta selección podemos encontrar títulos realmente relevantes y valiosos como pueden ser El Cantar de Mío Cid, uno de los tres borradores de Lope de Vega existentes en el mundo… Incluso, el Beato de Don Fernando y Doña Sancha o los códices Madrid I-II de Leonardo da Vinci.

Reserva o RES

Esta sección se encuentra enfocada en documentos que comprenden entre los años 1500 y 1830 (a partir de esta fecha, la imprenta mecánica comienza a instaurarse). Además, encontramos documentos más modernos, pero que debido a su encuadernación o rareza han de encontrarse en esta sección también.

La Sala Cervantes de investigadores

Sala Cervantes de la Biblioteca Nacional de España

En esta sala se pueden consultar los materiales originales siguiendo las normas de manipulación de fondos establecidas y las indicaciones del personal cualificado sobre la colocación de los mismos, con el objetivo de evitar cualquier posible deterioro. Para ello, se proporcionan atriles que impiden la apertura forzada de las encuadernaciones y pesos de plomo envueltos en algodón que, colocados sobre los márgenes de las páginas, permiten leer cómodamente y tomar notas.

A consecuencia del valor y la calidad de algunas de algunos manuscritos, incunables o impresos antiguos se ofrecen las reproducciones existentes, ya sean digitales a través de la Biblioteca Digital Hispánica, en una versión facsímil que emule con gran nivel de detalle la obra original o en microforma. Es ahí donde los facsímiles cobran especial relevancia, al poder observar y consultar la obra de manera idéntica a la original, conservando ésta.

En cARTEm disponemos de varios facsímiles y manuscritos que cumplen esa función debido al gran cuidado con el que se han realizado y la calidad que presentan, como es el caso del facsímil del Speculum Humanae Salvationis.

Facsímil del Speculum Humanae Salvationis