Skip to content

El Martirologio anglo-normando y el Camino de Santiago

El martirologio anglo-normando también se conoce como el libro de imágenes de Madame Marie. Éste es un manuscrito inusual. Compuesto por un calendario, una lista de títulos en francés antiguo y 87 miniaturas de página completa que representan escenas de la vida de Cristo y los santos. Les contamos la relación del martirologio anglo-normando y el Camino de Santiago.

Facsímil del Martirologio Anglo-normando

¿A quién perteneció?


Este manuscrito fue elaborado para una mujer aristocrática, posiblemente Marie de Rethel. Fue la tercera esposa y viuda de Wautier d’Enghien, señor de Mons. Pertenece a una reducida categoría de manuscritos del siglo XIII que privilegian las imágenes sobre las palabras. Al estilo de las vidrieras y esculturas de las catedrales e iglesias del periodo gótico en el que se realiza la obra.

Una de las características más singulares de este códice iluminado es la inclusión continuada de su comitente: Madame Marie. Apareció originalmente en 10 miniaturas o iluminaciones. Se representa igual en prácticamente todas las imágenes: arrodillada a los pies de un santo o santos. Aunque jerárquicamente es más pequeña que estas figuras sagradas, al mismo tiempo y, de forma clara comparte el mismo espacio pictórico que dichas figuras.

¿Cómo aparece representada Madame Marie?

Sus retratos giran en torno a la idea de que cuando ella se arrodilla y mira estas pinturas. Deja de estar en el plano terrenal y su mirada espiritual hace que ella se transforme a través de su oración devocional como si estuviera inmersa en un viaje de peregrinación. Lamentablemente la mayoría de estas imágenes de Madame Marie se perdieron o fueron pintadas por propietarios posteriores del manuscrito. Así pues, esta imagen con Santiago es el único retrato de la propietaria de tan bella obra que sobrevivió intacta.


En esta iluminación, María se arrodilla, como un miembro más de un grupo de peregrinos. Aparece orando ante el Apóstol Santiago, quien lleva una vara coronada de hojas verdes; este palo es un atributo antiguo sobre un relato relativamente oscuro sobre el santo. Referente a una historia en la que el Señor se apareció a Santiago. Y le dijo que todos los que acudieran a su santuario en espíritu de oración serían purificados de la misma manera que el palo fue despojado de sus zarzas.

Madame Marie como cabeza del grupo

Marie está representada al frente del grupo. Ella lleva una toca blanca coronada por un velo negro que tiene un aire de hábito monástico. Sin embargo, la erudita Alison Stones ha argumentado que este velo fue pintado por un propietario posterior. Ya que las manos de la mujer detrás de Marie están extrañamente oscurecidas por el velo. Esto ha sido corroborado en estudios posteriores a través de rayos X.

Además, destaca por su vestido de un rico y saturado amarillo, que no encaja con ningún color de órdenes monásticas. Precisamente, el amarillo parece haber sido su color característico y, probablemente, poseía un significado simbólico o heráldico para ella. Los otros peregrinos están vestidos en tonos rojos, blancos y azules de acuerdo con el esquema general de las miniaturas. Estos elementos del vestuario ayudan tanto a destacar a Marie como a colocarla en una posición de especial importancia.  En este manuscrito, hay múltiples representaciones de la propietaria, que intentan reflejar una visión idealizada de su fe.

La peregrinación como tema principal

De nuevo, Alison Stones ha hecho notar que la peregrinación es uno de los temas principales del manuscrito. Esta iluminación funciona para argumentar que su oración y devoción, tal como están estructuradas en el libro, constituyen una especie de peregrinación. Mientras que las otras tres figuras visten prendas que las identifican claramente como peregrinos; la capa del anciano con su dibujo de conchas, el sombrero de ala ancha del joven y la alforja y el sombrero para el sol que porta el otro joven. Marie aparece vestida normalmente sin ningún atributo de peregrinaje ni indicación alguna de que haya salido de su casa.


Esta es la historia del Martirologio anglo-normando y el Camino de Santiago

¿Tenía Madame algún problema físico o cualquier otro problema que le impidiera realizar su sueño personal de recorrer el Camino de Santiago? ¿Y de peregrinar a otros lugares sagrados? Es posible. ¿Le ayudó este manuscrito, tan ricamente iluminado, a sobrellevar la frustración de no poder realizar esas peregrinaciones de forma física, sino (como diríamos ahora) de forma “virtual”? Muy probablemente.

Al margen de la belleza de las miniaturas, el esfuerzo sincero de los investigadores por esclarecer el misterio de la elaboración de manuscritos como este, arroja, mucha luz sobre la vida cotidiana, las creencias, motivaciones y aspiraciones de mujeres y hombres que vivieron cientos de años antes que nosotros y a los que estas pequeñas joyas encuadernadas les ayudaron a sobrellevar sus problemas y preocupaciones y a enfrentarse con esperanza a una vida mucho más difícil que la nuestra.

Facsímil del Martirologio Anglo-normando

Nuestras cuidadas ediciones facsímiles también nos permiten visitar virtualmente otras épocas. Sentir lo mismo que sintieron personas con sensibilidad por la belleza y el arte, como Madame Marie, al contemplar extasiados cada imagen del manuscrito. Viajamos no solo a otro lugar, sino a otro tiempo, al momento en el que se realizaron estos maravillosos códices iluminados.