Skip to content

Los intereses ocultos tras el Beato de Liébana. Códice de Fernando I y Sancha

El Beato 14-2 de la Biblioteca Nacional de España es el único Beato que no se copió para un monasterio. Se encargó por parte de Fernando I y Sancha. Estos monarcas fueron grandes mecenas. Aunque este Beato de Liébana tenía un doble interés: religioso y político. A continuación, le contamos los intereses ocultos.

¿Quién fue Fernando I de León?

Fernando “el Grande” o Fernando I de León (c. 1016 – León, 27 de diciembre de 1065)”, fue conde de Castilla desde 1029 y rey de León desde 1037 hasta su muerte, siendo ungido como tal el 22 de junio de 1038.

Era hijo de Sancho Garcés III de Pamplona, llamado «el Mayor», rey de Pamplona, y de Muniadona, hermana de García Sánchez de Castilla.

Tradicionalmente, se le ha considerado el primer rey de Castilla y fundador de la monarquía castellana, y aún hay historiadores que siguen manteniendo esta tesis.

¿Quién fue Sancha de León?

Sancha era la hija de Alfonso V de León y de su esposa, la reina Elvira Menéndez y hermana de Bermudo III de León, que sucedió a su padre en el trono leonés.

Puesto que era la heredera de los derechos al trono, su marido Fernando fue ungido rey de León un año después de la muerte de Bermudo.

Unificaron el reino de Castilla y León

A la muerte de Bermudo III, hijo de Alfonso V, el trono leonés pasó a su hermana Sancha. De Sancha, por tanto a Fernando, su esposo, navarro, hijo de Sancho el Mayor, que había heredado Castilla.

Fernando se tuvo que ganar el cariño de León

Fernando I tuvo que vencer las reticencias de nobles como Laín Fernández, conde de León. Siempre puso por delante el título leonés a cualquier otro. Incluso, llegó a asociar la idea de “imperium” a su dignidad de rey de León.

En León estableció su centro de poder. Le dedicó construcciones y tesoros, financiados con las incursiones de sus tropas hasta la frontera del Duero y hasta Coimbra. Construyeron la Colegiata de San Isidoro, donde se depositaron las reliquias del Doctor Hispalense, que habían sido traídas desde Sevilla. Su reinado supuso la recuperación cultural del reino leonés tras medio siglo de decadencia tras las destrucciones de al-Mansur y las bases del románico.

Con motivo de la consagración, los reyes donaron importantes piezas de artes suntuarias. Éstas fueron el resultado de encargos a artesanos de la miniatura. Algunas de ellas fueron el marfil: un crucifijo ebúrneo, un arca de marfil y oro para custodiar las reliquias de San Juan Bautista y San Pelayo, otros objetos preciosos de los que sólo se conoce por el documento de donación y quizá el propio “Beato”.

Sancha fue una fiel colaboradora de Fernando

Es muy posible que el papel de la reina en todos estos encargos fuera muy relevante. Su mención en el laberinto del “Beato” y su retrato en la miniatura del folio 6 del Diurnal dan testimonio de su participación activa en la política cultural de Fernando.

No se conformó con la legitimación de la corona leonesa para su marido. Fue colaboradora eficaz de su esposo, convenciéndole de la conveniencia de hacerse enterrar en León en lugar de en Burgos.

Panteón de los reyes de León por José María Avrial y Flores, 1862. Óleo/lienzo, 71 x 90 cm. Colección Museo del Prado

Fernando era un hombre profundamente religioso. Comenzó a sentirse enfermo en Valencia, por lo que pide ser llevado a León. Cuando llega el 24 de diciembre de 1065, acude a San Isidoro a rezar. Asiste a los maitines de Navidad con los monjes siguiendo la liturgia hispana. Dos días después, se encomienda a Dios. Se despoja de los atributos de su reinado, el manto y la corona. Tras dos días de penitencia, muere. Sancha falleció en León el día 7 de noviembre de 1067. A su muerte, ambos dejaron un valioso legado cultural.

¿Cuáles fueron los intereses ocultos del Beato de Liebána. Códice de Fernando y Sancha?

En definitiva, este Beato de Liébana que encargaron los monarcas Fernando I y Doña Sancha fue producto del mecenazgo cultural que encabezaron, que tenía intereses ocultos como legitimar el trono de Fernando frente a la ciudad de León. Puesto que, este heredó Castilla y, de su matrimonio con Sancha, se produjo la unificación del Reino de Castilla y León.

Consigue tu propio Beato

beato de liébana facundo

¡Consigue ahora el Beato de Liébana. Códice de Fernando I y Sancha!